Suspenden audiencia por la causa Pajuiles en Honduras

Por segunda ocasión consecutiva en los juzgados de Tela, en Atlántida, Honduras, se ha reprogramado la audiencia preliminar que debe desarrollarse contra 12 luchadores sociales de las comunidades de Pajuiles organizados en el Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia.

La primera vez que se pospuso la audiencia se debió a la no asistencia de los representantes de la empresa Hidrocep y los representantes de las instituciones del Estado y ayer se reprogramó debido al fallecimiento de un pariente de la jueza que conoce la causa.

Este proceso de criminalización data del año 2017 cuando nuestros compañeros fueron engañados por la policía nacional al solicitarles su tarjeta de identidad con la excusa que debían llenar un reporte para sus superiores donde indicaban que le brindaban seguridad al campamento digno por la defensa del agua y la vida, pero posteriormente ese listado fue utilizado para criminalizarlos y mantenerlos bajo medidas sustitutivas a la prisión hasta el día de hoy, esto ha causado perjuicio económico y en la salud de nuestros compañeros debido a que la mayoría son personas de la tercera y cuarta edad.

Por este caso el Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia inició junto a varias organizaciones nacionales e internacionales una campaña mediática que llamamos «La criminalización del sombrero» en honor a nuestros compañeros campesinos que hoy siguen siendo afectados por las instituciones del Estado para favorecer a una empresa del modelo extractivo.

Las y los pobladores de Pajuiles suman casi mil días continuos en la lucha por cuidar el rio y la Sierra Nombre de Dios que es fuente de vida para más de 20 comunidades en esta zona del país, mientras tanto el empresario sigue gozando de la impunidad que le da como beneficio el servil actuar de la justicia hondureña.

Carta de solidaridad para nuestros hermanos y hermanas de Guapinol

Nosotros y nosotras:

Habitantes de las comunidades de Pajuiles, organizadas en el Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia en defensa de los bienes comunes y naturales a través de los campamentos Dignos por el Agua y por la vida, hacemos de su conocimiento a la comunidad nacional e internacional lo siguiente:

Que tenemos conocimiento de la injusticia que se ha cometido con los defensores del Agua y la vida de las comunidades de Guapinol y el sector San Pedro de Tocoa en el departamento de Colón, al someterlos a un juicio arbitrario por el único ¨delito¨ de defender los bienes comunes y naturales.

Que abrazamos y hacemos nuestra la lucha que valientemente están enfrentando.

A ustedes, a sus familiares y a todos sus compañeros y compañeras de lucha les enviamos nuestras muestras de solidaridad y les decimos que no están solos, que la lucha es justa y necesaria para que algún día las generaciones presentes y futuras tengan en Honduras un mejor lugar para vivir.

Que condenamos estas acciones de criminalización y penalización, impulsadas por la empresa minera Inversiones Los Pinares  en complicidad con las autoridades hondureñas del Ministerio Publico, Instituto de Conservación Forestal y la Policía Nacional.

Repudiamos la actitud servil de las instituciones de nuestro país, pues creemos firmemente que DEFENDER EL AGUA, NO ES UN DELITO.

Por el derechos humano al agua

PAJUILES Y GUAPINOL RESISTEN.

¡Hasta la dignidad siempre!